• Contacto
  • Usted esta aquí: Home // Eter, Último momento // El preferido de Juan Martín Del Potro


    El preferido de Juan Martín Del Potro

    Luis Pianelli es abogado y también es encordador. Desde que Alberto Mancini fue capitán del equipo nacional de Copa Davis, este santafesino, por expreso pedido de Luli, es el máximo responsable de las raquetas argentinas.

    Por Marcelo Nusenovich y Martín Kolodny*

    EL OFICIO

    - ¿Cómo llegaste a ser encordador?

    - Cuando me recibí de abogado en 1997 decidí viajar a Roland Garros. Como siempre fui fanático de los encordados, lo primero que hice antes de ver un partido fue buscar la sala donde se encuerda. Ahí conocí a Jean Luc Bezants, el dueño de Tecnifibre (marca de encordados). Cuando lo vi le dije que quería encordar en Roland Garros y él me dijo que no podía porque en ese entonces Tecnifibre no estaba instalada en la Argentina. En 1998 cuando lo vi nuevamente, volví a preguntarle, a lo que me respondió igual. Hasta que en 1999 me dijeron que vaya y a partir de ahí me llaman siempre.

    - ¿Por qué a alguien se le ocurre encordar raquetas?

    - Por necesidad, porque yo vivo en Arroyo Seco, a 30 Kilómetros de Rosario. Cuando era chico y aun hoy en día yo juego todos los días al tenis. En ese entonces en mi ciudad no había nadie que encordara raquetas y había que llevarlas a treinta kilómetros, hasta Rosario y mi viejo las llevaba y las traía a los dos días, por lo que un día me dijo: “Luis, te llevo a Buenos Aires, te compro un máquina y te las encordás vos.” Y así empecé. En Arroyo Seco fui el primero en tener la máquina y cuando la gente se enteró ya no querían ir más a Rosario, me empezaron a traer las raquetas a mi y es hasta el día de hoy que termino de trabajar en mi estudio y cuando llego a mi casa tengo un pila de raquetas, porque sigo siendo el único que encuerda y cada día hay más gente que juega.

    - ¿Cómo es el día de un encordador profesional? ¿Se trabaja de igual manera en una Copa Telmex que en un Grand Slam?

    - No, es distinto. Al torneo de Buenos Aires llegás cerca de las 9.30 de la mañana, encordás unas cinco o seis raquetas y esperás hasta el turno nocturno descansás, mientras que en un Grand Slam podés llegar a encordar hasta cuarenta raquetas por día, no parás nunca.

    - ¿Cuánto tardás en encordar en una raqueta?

    - Un promedio de veinte minutos, bah…, entre que le saco el encordado, la encuerdo, la pinto y la guardo en la bolsa, tardo media hora. En el año 2008, en el Abierto de Australia  encordé unas 500 raquetas. Calculá, si podés, el tiempo que me llevó…

    LOS JUGADORES: PROFESIONALES Y AMATEURS

    - ¿Qué te piden jugadores como Nadal, Federer o Djokovic?

    - Nadal, por ejemplo, nunca quiere que encuerdes las raquetas de un día para el otro, siempre te manda tres antes de empezar a jugar y otras durante el partido. Federer, en cambio, siempre hace encordar de un día para el otro, Davydenko siempre viene la noche previa al partido, como Del Potro.

    - ¿Van ellos personalmente o te las hacen llegar?

    - Eso es un tema, depende de la política de cada marca. A Tecnifibre, que tiene el servicio en Roland Garros, le interesa que la gente tenga acceso a ver como encuerdan las raquetas, entonces ahí el público tiene acceso.

    - ¿Qué te pide la gente de Arroyo Seco a diferencia de los jugadores ATP?

    - Lo mismo que te puede pedir un jugador y yo trabajo para todos con el mismo esmero.

    - ¿Igual de complicados son?

    - Mirá, yo hace treinta años que encuerdo raquetas y mi teoría es que mientras peor es el jugador más requisitos tiene.

    - ¿Qué le recomendás al jugador amateur? ¿En qué influye, por ejemplo ponerle a la raqueta mayor o menor tensión?

    - El encordado, mientras más flojo está, menos kilos tiene. Por ejemplo, si jugás con catorce kilos, como lo hace Filipo Volandri , la pelota sale despedida, porque hace un “efecto gomera”, pero esto te da menos control, ya que algo muy elástico es difícil de controlar. Si, inversamente, la cuerda estuviera muy tensa, tendrías que impactar la pelota con más fuerza, porque tenés mayor control, es como un paleta, típico del amateur.

    - ¿Por qué algunos jugadores piden una tensión en las cuerdas verticales y otra en las horizontales?

    - Lo veo cada vez más a menudo y tiene su lógica porque la raqueta es más larga en las cuerdas verticales, por eso necesitas más fuerza para estirar algo más largo.

    LA COPA DAVIS. UNA INTIMIDAD

    - ¿Cómo es que empezás a trabajar con el equipo nacional?

    - Cuando Luli Mancini asumió como capitán me llamó y me dijo que me quería como encordador. Yo le dije que le agradecía pero que era mucha responsabilidad, a lo que me respondió que el me quería porque yo era de su confianza.

    - ¿Tuviste algún problema en la Davis, alguna queja de un jugador?

    - Lo cuento sin dar nombres. Sucede que el jugador hay cosas que no entiende. Lo que pasó fue ene un día que hacía mucho frío (con el frío las cuerdas se endurecen), con un impacto mal centrado… este jugador cortó las  cuerdas y se enojó.

    - ¿Qué te dijo?

    - Que era un hijo de puta… como encordador (risas).

    JUAN MARTÍN DEL POTRO, CABULERO

    - ¿Algún jugador pide que sus raquetas las encuerdes vos y no otra persona?

    - Sí, Del Potro. Juan Martín tiene muchas cábalas y el año pasado, en el US Open que ganó, yo le encordé sus raquetas para todos los partidos. El tema era que no había arreglado quedarme hasta la final. Me tuve que ir a escondidas prácticamente. Franco Davín (entrenador de Del Potro) se dio cuenta porque había ido a la sala de encordados y no me había visto, entonces, cuando Juan Martín le preguntaba por mi le respondía que yo andaba por ahí. Franco nunca le dijo que la raqueta no se la encordé yo. Cuento otra de Delpo. Se jugaba primera rueda de Roland Garros y Juan Martín me manda cinco raquetas para encordar, se las encuerdo y se las lleva. Durante el partido me manda otra, pero yo estaba ocupado y no la podía hacer de ninguna manera, por lo que la hizo otro encordador. A la noche me lo cruzo en el hotel y me pregunta si se la había hecho yo. Le contesté que no y él me dijo que lo sospechaba y que por eso no la usó. Después me lo encuentro a Davín, que me pregunta si le había dicho a Juan Martín que yo no había encordado su raqueta. Se quería morir. Delpo no quería usarla ni para entrenar.

    *Director y Coordinador de la carrera de Periodismo Deportivo

    Related Images:

    Tags: , , , ,

    Dejanos un comentario

     

    
    Copyright © 2014 Tenis – Ranking ATP – Tenis Federal. Todos los derechos reservados. Posicionamiento SEO en Google

    Siguenos también en: Facebook Twitter Google News YouTube

    Optimizacion - Posicionamiento - Diseño