• Contacto
  • Usted esta aquí: Home // Eter // José Ernesto Otero, un crack de 88 años


    José Ernesto Otero, un crack de 88 años

    Por Nicolás Rotnitzky y Juan Pablo Silva.

     “Le gané a Enrique Morea: él estaba muy bajo”

     

    Con más de 60 años en las canchas encabeza el ranking nacional de la categoría mayores de 85 y es el número seis del escalafón mundial. A pesar de su edad, no piensa en dejar la raqueta: juega tres veces por semana y compite en torneos nacionales cada quince días. Un ejemplo de vida: José Otero.

    -¿Dónde y cuándo comenzó a jugar al tenis?

    -Empecé en Bunge y Born, una empresa centenaria. Tenía un club donde está el Carrefour de Vicente López y como trabajaba ahí, me inicié. Esto fue en la década del 50, ya era grande, tenía veintipico de años. De todas formas, no era un deporte tan popular, ni yo lo jugaba tanto: iba los fines de semana con amigos. Así fui aprendiendo, nunca tuve un profesor.

    -En ese tiempo jugaba Enrique Morea…

    -Sí, somos de la misma generación. Jugamos cuando éramos grandes y los interclubes se disputaban por edades. Fue en singles y en dobles. En parejas perdí, pero gané en singles. No fue muy difícil: él estaba en un nivel muy bajo. Al ser tan grandote ya no podía moverse bien. Imagínense jugar contra Morea… Si me agarraba en la época que jugaba, me hacía bolsa. Pero con la edad él bajó su físico y yo me mantuve (risas).

    -¿Cómo empezó a competir a nivel nacional?

    -No bien arranqué me metí a jugar en Abiertos que se hacían antes: no eran por categoría de edad como ahora, sino por nivel de juego. Empecé desde abajo, en la sexta categoría. Ahí jugaban un hombre de 60 años con un chico de 16. Después ascendí a quinta, cuarta y me quedé. Cuando me jubilé, a los 65 años, empecé a jugar intensamente los nacionales. Ahí me iba bien. Pasó el tiempo, participé en muchos torneos y me convertí en el número 1.

    -Además es el seis del mundo, ¿cómo es jugar a nivel internacional?

    -El ránking se hace en base a torneos nacionales. De todas formas, me tocó disputar cuatro campeonatos mundiales. Es una maravilla, son torneos más importantes. Conocés clubes increíbles. Se juega por equipos, como una Copa Davis. Se hacen dos dobles y un single. Sin embargo no nos fue bien: el quinto puesto fue nuestro mejor resultado. Viajé en1999 aBarcelona, en2000 aSudáfrica, en2005 aPhiladelphia y el año pasado a Turquía.

    -¿La Asociación los apoya en sus viajes?

    -Ayuda, no cubre todo. Depende del estado económico dela Asociación. Lavez que fuimos a Sudáfrica no colaboró: pagamos hasta la inscripción. Pero cuando fuimos a otros países nos ayudó con mil dólares o con el pasaje. No es una ayuda importante pero suma.

    -Hoy, con 88 años, ¿cada cuánto juega?

    -Tres veces por semana. Un día de lunes a viernes, el sábado y domingo. Siempre con la misma gente, a esta edad los chicos no quieren jugar conmigo. Y los que lo hacen bien, tampoco. Tengo que jugar con gente que esté en mi nivel. En todos los clubes uno busca gente que juegue parecido a uno. No es bueno hacerlo con uno malo ni con uno muy bueno.

    -¿Cómo se cuida?

    -No hago gimnasio, no hago nada. Tengo la suerte de tener buena salud: mi cardiólogo me dice que siga jugando; me controla y, por suerte, está todo bien. Hace un tiempo estuve un año y seis meses parado por una operación de columna. Sin embargo no me impidió volver a jugar: a pesar de tener una prótesis grande en la columna, puedo jugar dos horas, tres horas. Hoy me cuido un poco con la bebida: nunca me excedo. Como lo que sea necesario y nada más. Si tuviera que darle un consejo a alguien que quiera llegar a esta edad como yo, le diría que hay que tener suerte.

    -Lleva muchos años en el deporte y pudo ver a todas las camadas de tenistas profesionales del país, ¿cuál le parece el mejor jugador de la historia?

    -No se puede comparar un jugador de antes con uno de ahora. Es difícil. Guillermo Vilas era bueno. Además, fue un factor clave para el crecimiento del tenis; todo el mundo hablaba de él. No era un jugador muy espectacular: tenía mucha garra, jugaba de base y devolvía mucho. Era más que José Luis Clerc. De las últimas generaciones, Juan Martín del Potro es el más completo, tiene un gran saque, lo que le falta a David Nalbandian.

    Dejanos un comentario

     

    
    Copyright © 2014 Tenis – Ranking ATP – Tenis Federal. Todos los derechos reservados. Posicionamiento SEO en Google

    Siguenos también en: Facebook Twitter Google News YouTube

    Optimizacion - Posicionamiento - Diseño